UNI y la Universidad del Callao realizan prototipo de ventilador mecánico para pacientes con COVID-19

Cerca de 20 personas conformados por profesores de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), egresados de la Universidad Nacional del Callao y con la empresa D + Imac Lab, lograron realizar un prototipo de un ventilador mecánico no invasivo hecho en una impresora 3D y con materiales fáciles de conseguir en nuestro país. Este modelo es para ser usado en personas con COVID-19 que aún no estén graves, y según las primeras pruebas, podría reducir hasta 35% la posibilidad de que los pacientes ingresen a UCI. Los especialistas realizaron la primera prueba en el Hospital 2 de mayo con resultados esperanzadores.

Todo inició cuando el PH. D en ingeniería, José Luis Mantari, actualmente profesor de la UNI, tuvo la idea de crear un equipo que fuera fácil de distribuir gratuitamente y que no sea complicada su realización, es allí cuando realizó el llamado a su universidad donde se ofrecieron otros maestros, al darse cuenta de que se necesitaban materiales se comunicó con una empresa y con la ayuda de los egresados de la Universidad nacional del Callao lograron culminar el prototipo en un tiempo récord de una semana y media.

“Como equipo de investigación no lo hicimos antes porque no encontrábamos la solución potencial, cuando la hayamos es cuando pusimos toda la fuerza. Esta es la mejor solución, no nos queda dudas”, expresa el ingeniero Mantari.

La oxigenación tradicional es de 15 a 10 litros por minuto, y este es de 60 litros por minuto, es un casquete que tiene una entrada de oxígeno, también una salida con un filtro para no contaminar el nosocomio y tiene en la parte final una válvula para mantener la presión que requiere el pulmón fija a un balón que normalmente es 50 ml de agua.

Se realizó la primera prueba en el Hospital Nacional 2 de mayo donde no cuenta con el flujo de oxígeno alto que se requiere para usar todo el funcionamiento del prototipo que es 60 litros por minutos, pero se probó con 15 y, aun así, según los involucrados en el proyecto, el paciente mostró mejoras.

“Este modelo es original, pero tiene inspiración, definitivamente. Esto es algo que funciona en el mundo. Está en el frente de batalla en Italia, España y Estados unidos. El prototipo está hecho de látex y plástico, materiales que se puedan conseguir fácilmente en nuestro país.”

“Ahora vamos a liberar los archivos para que todos pueda usarlo. Esa es nuestra filosofía, para que puedan ser impresas en todas las universidades que tengan impresoras 3D y puedan realizar este modelo. Esperamos que las personas lo lleven a los nosocomios. Aquí no podemos lucrar, la gente se está muriendo, para mí fue terrible ver la situación de los hospitales”, nos cuenta el líder de este proyecto, José Luis Mantari.

Fuente: La República