Pulsera anticontagio para personas con discapacidad visual y auditiva

Pensando en cómo proteger del coronavirus a las personas con discapacidad visual o auditiva, inventores de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) han diseñado una pulsera preventiva que vibra y suena cuando alguien se acerca demasiado, detecta fiebre, y además evita el acercamiento de la mano al rostro.

Este innovador proyecto, liderado por el arquitecto de la UNI, Walter Héctor Gonzales Arnao, clasificó a la etapa final del concurso especial “Patentes frente al Covid-19” de Indecopi que tiene por objetivo apoyar a los inventores peruanos que desean patentar una invención que combata al nuevo coronavirus.

El equipo también lo conforman: Juan Luis Palacios Rojas, arquitecto y profesor investigador principal de la UNI; Juan Omar Molina Fuertes, ingeniero físico; Jorge Enrique Céspedes Ávila, estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad Tecnológica del Perú; Hayashi Rafael Mateo Nuñez, bachiller de ingeniería mecatrónica de la Universidad Nacional Federico Villarreal; así como Daniel Alonso Pinillos Nakano y Ruth Madelen Luna Cruz, ambos bachilleres de Arquitectura de la UNI.
En diálogo con la Agencia Andina, Walter Gonzales explica que esta pulsera preventiva cuenta con un dispositivo electrónico que tiene sensores de alarma sonora, vibratoria y de luces que alertan a las personas que presentan alguna discapacidad visual o auditiva, lo cual disminuye las posibilidades de un posible contagio.
 
¿Cómo funciona? 
“Es como cualquier reloj que se coloca en la muñeca. Es un dispositivo muy amigable que se activará, es decir, sonará o vibrará como un celularcuando hay acercamiento de la mano al rostro, cuando alguien no respeta la distancia permitida de 1.5 metros como mínimo y detecta si una persona presenta una temperatura elevada mayor a los 37 grados celsius”, señala Juan Luis Palacios Rojas,  profesor investigador principal de la UNI.
Hayashi Mateo, bachiller de ingeniería mecatrónica que apoya en el desarrollo técnico de esta solución, refiere también que este dispositivo con apariencia de smartwatch tiene un sistema electrónico equipado con un sensor de distancia o movimiento que detecta la distancia de una persona a 1.5 metros como mínimo, y un sensor termográfico para captar la temperatura. Usa baterías de litio que son recargables, las mismas que usan los celulares.
Además, las placas electrónicas son de bajo costo y de fácil acceso. Si bien está diseñado principalmente para personas con alguna discapacidad visual o auditiva, también puede ser utilizado por adultos mayores y niños.
Lo que viene ahora es el desarrollo del prototipo, luego la validación y finalmente la fabricación a gran escala.
El objetivo de este proyecto es que no solo se quede en ideas, sino que sea una verdadera solución al problema. Resultar ganadores del concurso de patentes de Indecopi nos alienta a seguir adelante con este proyecto que tiene varios años de investigación. No es nada improvisado. Para nosotros el premio es la patente. Esta validación sirve para postular a otros fondos de financiamiento”, finaliza Walter Gonzáles.
En los próximos días, este innovador proyecto, postulará al concurso de Concytec: Proyectos Especiales-Modalidad Necesidades Emergentes al Covid-19.
Fuente: Agencia Andina.